Llega otra entrega de las 33 de Dídac, esta vez en Sofía, la capital de Bulgaria. Esta ha sido la primera de las paradas que hemos hecho a lo largo de nuestra odisea balcánica de más de dos semanas y he de deciros que es una ciudad que ya había visitado en 2015 y que tenía muchas ganas de volver a ver, ya que me gustó mucho. Es una ciudad que poco a poco se está abriendo al mundo y que cada vez recibe más turistas. Esto lo he notado, ya que cuando fui en 2015 muy poca gente hablaba inglés y actualmente me he encontrado con que la gran mayoría de las personas con quien hablé lo dominaban más o menos bien, así que veo cada vez están más preparados para recibir a extranjeros. Espero por su bien que no acaben tan masificados como Barcelona, porque sería una verdadera lástima que una ciudad tan bonita como Sofía acabe masificada por el turismo salvaje. Os dejo con las 33 fotos para que veáis lo bonita que es Sofía y para mostraros argumentos para que vengáis a verla, ya que os aseguro de verdad que es una ciudad que vale mucho la pena de visitar. Además es una ciudad muy barata para comer y dormir, siendo ideal para aquellos que vamos con un presupuesto ajustado y no podemos pagar 25 euros de hostal por noche (Ejem, Holanda, ejem).

1. La catedral de San Alexander Nevsky, el icono de Sofía, una iglesia que no te debes perder bajo ningún concepto. Fue construida hace más de cien años y llama la atención por sus cúpulas doradas y el color verde que se ve en parte del tejado producto del paso del tiempo.

2. La cúpula dorada de San Alexander Nevsky, brillando bajo el calor del Sol abrasador del verano

 

3. El calor abrasador de Sofía. Si vais en verano es recomendable no salir entre 2 y 5 de la tarde, de lo contrario os vais a freír y agotar enseguida. (La foto no es postureo barato, sino que Aina me pilló muy bien desprevenido).

4. Los mosaicos de San Alexander Nevsky. Los cuales muestran diferentes santos.

5. Los Tranvías. El sistema de tranvías tiene más de 100 años de antiguedad y es mucho mayor al sistema de metro, que sólo tiene dos líneas y está en expansión. Como es usual en capitales europeas como Sofía, los tranvías antiguos como el de la foto están siendo renovados por otros nuevos o de segunda mano (del sistema de tranvías de Basilea, en Suiza).

6. La Asamblea Nacional de Sofía. Es lo equiparable al Congreso de los Diputados en España. Es unicameral, a diferencia de España, donde también tenemos el Senado.

7. Teatro Nacional Ivan Vazov. Nombrado después del poeta y novelista Ivan Vazov. Se encuentra justo delante de los Jardines Municipales de Sofía.

8. La estátua de Santa Sofía. Situada en el lugar en el que anteriormente había una estátua de Vladimir Lenin, ya que Bulgaria fue un país comunista durante la segunda mitad del siglo XX.

9. La Sinagoga de Sofía, la tercera sinagoga más grande de Europa y la más grande del sureste de Europa. Llama la atención su situación, ya que está muy cerca de la mezquita Banya Bashi. En los Balcanes es muy común ver templos de diferentes religiones compartiendo calle.

10. El Mercado Central de Sofía, un mercado que según mi opinión de aquí a unos años va a ser más turístico que local. Actualmente aún quedan bastantes tiendas en las que compra la gente de Sofía, así que aprovechad mientras no sea demasiado tarde.

11. Una panadería del Mercado Central de Sofía, la primera de las muchas que veríamos en los Balcanes.

12. Edificio de la Presidencia de Sofía, vigilado por inmóviles soldados con sus curiosos uniformes.

13. Mural de los Chupa Chups, uno de los lugares que más me gustan de Sofía.

14. Mezquita Banya Bashi, en pleno centro de Sofía. Es la única mezquita que actualmente funciona en Sofía y data de la época del Imperio Otomano en Bulgaria, es decir, de hace más de 500 años.

15. La preciosa cúpula de la mezquita Banya Bashi. Os puedo asegurar que el interior me recordó a la mismísima Mezquita Azul de Estambul.

16. Las túnicas verdes que dan a las mujeres visitantes para cumplir con los códigos de vestimenta islámicos en el interior de la mezquita Banya Bashi.

17. Improvisadas banderas búlgaras en los contadores de luz de las calles. Vimos muchos como estos pintados con la bandera búlgara.

18. Recuerdos del pasado comunista. Parte del emblema de la República Socialista de Bulgaria en la fachada de la que fue la Casa del Partido Comunista Búlgaro, el cual fue puesto durante el período comunista. En el centro se ve la marca de la hoz, el martillo y la estrella y como los quitaron cuando se acabó el comunismo a finales del siglo XX.

19. La bandera búlgara. Esta que veis en la foto está precisamente encima de la que fue la Casa del Partido Comunista Búlgaro. Curiosamente en el mismo lugar en el que está la bandera había una estrella roja muy grande que fue retirada y que hoy en día puede ser vista en el Museo de Arte Socialista de Sofía.

20. Sombreros y matrioshkas. El comunismo sigue presente pero sólo para aprovecharse de la venta de souvenirs comunistas, en el mercadillo que hay justo delante de San Alexander Nevsky.

21. Reliquias del pasado socialista en el mercadillo. Estos libritos rojos eran el documento que acreditaba la afiliación de las personas al Partido Comunista Búlgaro.

22. Pinturas e iconos. En el mercadillo de San Alexander Nevsky hay una zona en la que se pueden encontrar cuadros e iconos religiosos ortodoxos.

23. Las calles de Sofía. Hace tres años visité Sofía por primera vez y me encontré con una ciudad que aún se estaba abriendo al mundo. Después de volver este año he visto una ciudad más abierta y con menos timidez hacia el mundo moderno globalizado.

24. Dirigiendo el tráfico. Esta especie de cabinas están al lado de las carreteraas y controlan el tráfico. Datan de la época comunista.

25. Poniendo velas. Este rincón, en la entrada de la iglesia de Santa Petka, me llamó la atención ya que es como un poco improvisado y realmente extraño en una iglesia por lo del papel de plata.

26. La Iglesia Rusa de San Nicolás. Es especial para mí ya que fue la primera iglesia de cúpulas acebolladas que vi en mi vida. Entrad si podéis, es gratis y vale realmente la pena.

27. El exterior de la Iglesia Rusa de San Nicolás. Es una iglesia pequeña y escondida entre árboles, pero tiene detalles como estos que llaman mucho la atención.

28. Otro mercadillo. Este es más pequeño que el de Alexander Nevsky y lo encontraréis cerca de la mezquita de Banya Bashi. Hay cuadros, anillos, collares…

29. Uno de los murales del Levski Sofía, uno de los equipos de fútbol más importantes de Sofía junto con el CSKA.

30. Los Baños Centrales de Sofía. Actualmente no son unos baños activos pero justo al lado del edificio hay fuentes de las que se puede sacar agua caliente.

31. El primer helado de muchos. Este fue el helado más caro que compramos en los Balcanes y eso que nos costó 1’40 €.

32. El centro de Sofía de noche. Al fondo de la foto podéis ver la que fue la Casa del Partido Comunista Búlgaro durante la época comunista.

33. San Alexander Nevsky de noche. Cuando vayáis a la catedral no os olvidéis de rodearla, ya que si no lo hacéis, no podréis ver la parte de atrás, que luce así de increíble.